SATSE Málaga exige a la Consejería y a la Administración Laboral que intensifiquen la inspección de las empresas de ambulancias

21 septiembre 2017

El Sindicato de Enfermería denuncia las condiciones laborales que sufren los trabajadores de las empresas de ambulancias, muy por debajo del resto de empleados sanitarios.

  • Facebook
  • Twitter
  • google+
  • linkedin
  • email
valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Haz tu comentario

  La Consejería de Salud tiene externalizado el transporte sanitario programado y de pacientes críticos mediante conciertos con empresas privadas de ambulancias. En la actualidad el Hospital Costa del Sol ha sacado a licitación la Gestión de servicios públicos de transporte sanitario programado, secundario y de pacientes críticos por concierto mediante procedimiento abierto con destino a la Agencia Pública Empresarial Sanitaria Costa del Sol. La nueva licitación se realiza por un importe de 1.430.000 € anuales, cantidad superior a la de la anterior licitación, lo que debe hacer posible la recuperación de los derechos laborales perdidos por los trabajadores en los años anteriores.

 En los últimos años se está primando las adjudicaciones a la baja de un servicio tan importante como el del transporte sanitario. Esta situación ha repercutido directamente en los trabajadores de las empresas de transporte sanitario, así los trabajadores de la empresa adjudicataria del transporte sanitario en la Agencia Costa del Sol (SSGA) han visto en estos 6 últimos años como sus nóminas se han visto reducidas en un 14% a través del descuelgue del convenio colectivo, además de mantener la congelación salarial año tras año. Este recorte salarial también lo han sufrido el resto de trabajadores de las empresas de ambulancias de la provincia de Málaga.

 A juicio del Sindicato de Enfermería se está llevando a cabo una mercantilización de la salud del ciudadano, primando el ahorro económico frente a los aspectos asistenciales. Esta mercantilización no solo la sufren los trabajadores de las empresas adjudicatarias sino que repercute indefectiblemente en el ciudadano: el aumento de la precariedad laboral, la no renovación de los vehículos, la inadecuación de las plantillas, origina una disminución de la calidad asistencial que se presta al ciudadano.

SATSE Exige a la Consejería de Salud que haga efectiva su labor de verificación de que las condiciones de la licitación se cumplen por parte de las empresas adjudicatarias, en cuanto a exigir la no subcontratación del servicio concertado con la Administración, a verificar la solvencia de las empresas adjudicatarias, el cumplimiento de las plantillas mínimas de trabajadores para realizar un servicio adecuado para el ciudadano y el respeto a la legislación laboral.

 Es habitual que las empresas de transporte sanitario recurran a la contratación de personal en prácticas, una figura contractual pensada para la inserción de los jóvenes en el mercado laboral pero que a juicio del Sindicato de Enfermería se viene haciendo un uso abusivo de la misma. Más del 50% de la plantilla de las empresas de transporte tienen un contrato en prácticas, dicho contrato, cuya duración no puede ser superior a dos años, cobra el 60% del salario durante el primer año y el 75% durante el segundo. A la finalización de la segunda anualidad se produce el despido del trabajador y se vuelve a contratar a otro trabajador con un nuevo contrato en prácticas. Otra práctica habitual es contratar como trabajadores autónomos a las enfermeras que desarrollan su trabajo en las ambulancias, lo que es un fraude de ley puesto que estos trabajadores están sometidos a una relación laboral de dependencia de la empresa además de suponer un incumplimiento del pliego de condiciones de la licitación ya que ésta prohíbe expresamente la subcontratación del servicio debiendo ser realizado en su totalidad por la empresa adjudicataria.

 En los últimos meses se está dando la circunstancia que las empresas están despidiendo a sus trabajadores con contrato indefinido para sustituirlos por trabajadores con contratos en prácticas, a los cuales despedirán al término de su segundo anualidad o incluso al finalizar el primer año de trabajo. Esto supone, a juicio del Sindicato de Enfermería un uso abusivo del derecho, lo que lleva a una situación de precariedad laboral injustificable, por lo que solicita de la Inspección de Trabajo de Málaga que realice su tarea inspectora y verifique que las contrataciones de las empresas de ambulancias se ajustan a la legalidad.

Añade tus comentarios

Debes estar identificado para subir comentarios

Comentarios (0)

No hay ningún comentario

  • Facebook
  • Twitter
  • google+
  • linkedin
  • email